Con un nuevo modelo comercial, las redes de cajeros automáticos se posicionan como puntos estratégicos a la red de finanzas personales

La pandemia profundizó un cambio que los consumidores ya venían adoptando a la hora de manejar sus finanzas. Durante la primera etapa del confinamiento, y debido a la incertidumbre que asolaba a los hogares argentinos, las puertas de los bancos recibían filas interminables de usuarios con la “urgencia” de retirar el dinero de sus cuentas.

La misma escena se repitió en supermercados, estaciones de servicios, farmacias y otros puntos estratégicos para retirar “cash”. En un mundo que está trasladando gran parte de su operatoria al universo digital, con la consolidación de billeteras virtuales y medios de pago cada vez más sencillos, el efectivo todavía da batalla.

Pero estos dos universos ya conviven y colaboran en un ecosistema cada vez más moderno. El fenómeno se respalda por las cifras, según datos proporcionados a iProUP provistos por UDE Link sobre el uso de cajeros automáticos:

  • El retiro de efectivo se incrementó casi 16% en abril (en cantidad de operaciones)
  • Aumentaron las extracciones de dinero sin tarjeta a través de billeteras digitales: ya se realizan 35 por persona al mes
  • En cajeros, avanzaron 13% las transacciones monetarias y 11% las no monetarias (consultas de saldo, gestión de claves

Así, los puntos de extracción de efectivo se consolidan como negocio y para ganar dinero en un mercado que, a luces de una tendencia global, tiene los días contados. ¿Se reinventa el cash?

Nuevos negocios

Octagon, la empresa de tecnología abocada a sistemas financieros, puso en marcha la instalación de su red de cajeros en Argentina, luego de un largo proceso de implementación de su red. La compañía, que nació en Argentina hace tres años, ya realizó una inversión de más de u$s4 millones que le permitió consolidarse como la primera red de terminales independiente del país.

Además de los clientes de los bancos, los usuarios que no posean una cuenta bancaria también pueden retirar, enviar dinero, realizar pagos y acceder a otros servicios, como préstamos.

Nuestro objetivo es reinventar los servicios financieros ampliando los puntos de acceso, e incluyendo a todas las personas del país. Por eso, instalaremos alrededor de 300 cajeros en lo que resta de 2021 y tenemos como objetivo alcanzar los 3.000 en los próximos años“, afirma a iProUP Begoña Pérez de Solay, gerente general de Octagon.

Dentro de su ambiciosa apuesta, la empresa busca federalizar su red con equipos en Santa Fe, diez en Córdoba y cinco en Mendoza.  También tiene programado instalar terminales en ciudades de la Costa patagónica.

“Luego, seguiremos a un ritmo de un cajero por día para cumplir nuestro objetivo de instalar 30 por mes“, confirma Perez de Solay. Por otro lado, la gerente de Octagon afirma que para fin de año la empresa desea llegar a los 300 equipos, pero este número “depende de los tiempos de importación de las terminales”.

Fuente: IProUp