Aunque la pandemia aceleró los pagos digitales a niveles inesperados, una amplia franja de consumidores sigue mostrando predilección por el uso del dinero efectivo. Para satisfacer esa demanda, la empresa de tecnología Octagon, dedicada al sistema financiero, anunció la instalación de su primer cajero automático, en un plan que prevé la instalación de 350 al cabo de un año.

La empresa, que se dedica al desarrollo e implementación de soluciones inteligentes, nació en la Argentina hace tres años y realizó una inversión de más de US$ 4 .000.000. En este tipo de cajeros, los usuarios que no tienen cuenta bancaria también pueden retirar, enviar dinero y realizar distintos pagos, como préstamos y servicios.

Begoña Perez de Solay, Gerente General de la compañía que lidera este proyecto, cuenta: “nuestro objetivo es reinventar los servicios financieros ampliando los puntos de acceso , e incluyendo a todas las personas del país. Por eso, vamos a instalar alrededor de 350 cajeros en lo que resta del año y tenemos como objetivo alcanzar a los 3000 cajeros instalados en los próximos años” , señaló.

Los cajeros de la Red ATM van a estar ubicados en puntos de alto tránsito como estaciones de servicios, farmacias, supermercados, puntos de trasbordo de pasajeros y centros comerciales de todo el país. El plan de instalación comenzará en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos y Salta, entre otros, informó la compañía.

Según informaron en la compañía, los cajeros permiten la extracción y consulta de saldo de tarjetas de débito y crédito Visa Internacional y MasterCard domésticas e Internacional, el retiro de dinero sin tarjeta, las transferencias con o sin cuenta bancaria y los pagos con débito en cuenta y liquidación de préstamos otorgados por entidades de financieras. Además, la firma planea incorporar soluciones de publicidad, venta de cupones de descuentos, los programas de lealtad, botón de pago e-commerce y hasta la venta de tickets para eventos.

Desde el punto de vista de la seguridad, según Octagon, los cajeros cumplen con los estándares a nivel mundial, ya que están conectados a un switch transaccional de la empresa que procesa las transacciones con Mastercard y Visa. “Los procesadores de los bancos emisores tanto locales como internacionales reciben el pedido de autorización de parte de la tarjeta y gestionan la aprobación de la transacción en línea”, explican en Octagon. “Luego, a través de los procesos que Visa y Master tienen establecidos con la cámara compensadora se cruzan los fondos al banco que representa a Octagon en Coelsa quien hace la compensación a las cuentas de los comercios que cargaron los cajeros”.

Fuente: Clarín Economía